PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Observadores internacionales y locales vigilarán votación en planta de GM en Silao

Estados Unidos y México acuerdan mayores garantías para la votación sindical.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — Observadores internacionales y locales vigilarán la votación para la legitimación del contrato colectivo de trabajo de la planta de la automotriz estadounidense General Motors en Silao, en el centro de México, tras la cancelación de un ejercicio previo por irregularidades.

Los representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se unirán a equipos del Instituto Nacional Electoral para vigilar una nueva votación prevista antes del 20 de agosto, informaron los gobiernos de México y Estados Unidos en respectivos comunicados tras establecer un curso de remediación para garantizar la votación.

PUBLICIDAD

“Nuestros acuerdos deben ser más que palabras en una página, y Estados Unidos utilizará todas las vías para proteger a los trabajadores y garantizar que los estadounidenses compitan en igualdad de condiciones”, dijo Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, en una declaración emitida en el marco de su visita a México.

Ver más: EE.UU. y México definen plan para abordar conflicto laboral de GM

El curso de remediación, establecido el 7 de julio, forma parte del mecanismo de respuesta rápida que busca aclarar los hechos que llevaron a la cancelación de la votación anterior.

PUBLICIDAD

En abril, la Secretaría de Trabajo de México declaró nula la votación luego de que sus inspectores detectaron la destrucción de material electoral en las instalaciones del Sindicato ‘Miguel Trujillo López’, que actualmente representa el contrato colectivo de los casi 7.000 trabajadores sindicalizados que laboran en esa planta del estado de Guanajuato.

El gobierno de México solicitó la reposición de la votación e investiga los hechos para sancionar a los responsables. Hace unas semanas, GM también solicitó a un tercero independiente revisar exhaustivamente el procedimiento fallido.

Las irregularidades motivaron al gobierno del presidente Joe Biden, que se ha declarado pro sindicatos, ha activar el mecanismo de respuesta rápida, una herramienta de resolución de controversias establecida en el acuerdo comercial T-MEC que puede considerar sanciones a las empresas, impactando a las cadenas de suministro y exportaciones.

PUBLICIDAD

Ver más: Jefa comercial de EE.UU. irá a México para reforzar integración

La ratificación de contratos colectivos de trabajo es una de las herramientas de una reciente reforma laboral para impulsar la transparencia y democracia sindical, un requisito establecido en el T-MEC, así como un tema de la agenda del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Hasta antes de la reforma, los contratos colectivos que negocian directamente empresas y sindicatos no eran avalados por los trabajadores.

PUBLICIDAD

Además de los observadores externos, la nueva votación en Silao, donde GM produce versiones de las camionetas Sierra y Silverado, contará con cinco veces más inspectores federales de la Secretaría del Trabajo, quienes desde semanas antes estarán en la planta para garantizar que el proceso esté libre de intimidación y coerción.

La votación previa, que se realizó el 20 y 21 de abril, tuvo la participaron 16 inspectores del trabajo y siete observadores.

Ver más: Estados Unidos plantea inquietudes a México sobre su política energética

PUBLICIDAD

El gobierno de Estados Unidos señaló que la nueva votación contará con observadores del Instituto Nacional Electoral (INE), la máxima autoridad electoral del Estado mexicano.

“El Instituto Nacional Electoral de México enviará observadores nacionales a la votación para ayudar a asegurar que cualquier irregularidad sea notada y documentada”, señaló la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos, en un documento explicativo sobre el curso de remediación acordado con México.

PUBLICIDAD

La presencia del INE como observador no fue confirmada en un inicio por el gobierno mexicano. Representantes de la Secretaría de Economía señalaron en una respuesta que aún no se definía el organismo autónomo local que vigilará la votación, a pesar de que era dado por hecho por su contraparte estadounidense.

Días después, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, un organismo autónomo encargado de los procedimientos de legitimación de contratos colectivos de trabajo, confirmó la participación del INE.

El organismo electoral tiene un asiento en Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral que comenzó a operar en mayo de 2021.

El caso de General Motors en Silao será utilizado por este nuevo Centro Federal como experiencia para fortalecer sus capacidades de investigación y sanción.

Michelle del Campo

Michelle del Campo

Reportera mexicana especializada en empresas. Me gusta cubrir temas relacionados con sustentabilidad, empresas de reciente creación y asuntos transfronterizos. Anteriormente formé parte de Infosel-Sentido Común, Transparencia Mexicana y la Fundación Este País.

PUBLICIDAD