PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Peso argentino y colombiano, entre las monedas más devaluadas en Latinoamérica

Los inversores buscan “refugio en dólares, que es una moneda de reserva, para hacer que el valor de sus ingresos o riqueza se mantenga”.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — Excluyendo a Venezuela, que afronta un fenómeno de hiperdevaluación que ha provocado que el bolívar pierda más del 72 % de su valor en 2021, el peso colombiano y el argentino están entre las monedas más devaluadas de Latinoamérica frente al dólar en lo corrido del año.

“En el último mes la devaluación de las monedas de mercados emergentes ha sido generalizada, dentro de las divisas que más han perdido terreno frente al dólar están el rand sudafricano y el peso colombiano”, dijo a Bloomberg Línea el analista de Davivienda Corredores, Germán Cristancho.

PUBLICIDAD

Ver más: Junta del Emisor tiene el dólar cerca de los $4.000

Añadió que a pesar de que el precio de las materias primas se mantenga alto, el café esté repuntando “bastante” y el petróleo de referencia Brent esté todavía en niveles de US$75, se ha dado “una pérdida de terreno constante de las monedas emergentes durante el último mes”.

De hecho, en lo corrido del año la única moneda latinoamericana que ha ganado terreno frente al dólar es el real brasileño, que se había valorizado cerca de un 0,6 % hasta la mañana de este martes 27 de julio, pero en el último mes se ha debilitado.

PUBLICIDAD

El economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, manifestó a Bloomberg Línea que en general el dólar se ha venido fortaleciendo durante los últimos días debido a la posibilidad de que la variante delta de la covid-19 “ralentice la recuperación de la actividad económica”.

Así las cosas, los inversores buscan “refugio en dólares, que es una moneda de reserva, para hacer que el valor de sus ingresos o riqueza se mantenga, por ello se salen de los mercados emergentes”.

En los países emergentes de la región se tienen eventos de diferentes tipos, como por ejemplo las elecciones en Chile por la Constituyente, Perú con el nuevo presidente (Pedro) Castillo y Colombia con la reforma tributaria, situaciones que hacen que se exacerbe el movimiento de fortaleza que tiene el dólar en el mundo.

—  Economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte


PUBLICIDAD

Olarte analiza que esto puede continuar un poco más, “por lo menos hasta que no se disminuya el temor por la variante delta, pero en general se observa que la reactivación económica está siendo bastante fuerte y se espera que los movimientos del dólar se reversen en un par de meses”.

Cristancho, por su parte, consideró que entre las principales razones que han influido en este comportamiento está “el cambio de tono de la Reserva Federal (FED, en inglés) después de la reunión de junio, en la que dejo ver que este segundo semestre va estar marcado por una discusión en torno al momento en el cual van a reducir los montos de compras de activos y sobre todo el seguimiento a la evolución de la inflación”.

Ver más: Banquero central colombiano ve expectativas de IPC ancladas

PUBLICIDAD

“Este contexto es bien importante y, sobre todo, lo que ocurra en agosto en la reunión de Jackson Hole (Wyoming) de banqueros centrales porque al final las economías emergentes son las que tienen las mayores necesidades de financiamiento en esta coyuntura. Y, de hecho, por el impacto de la crisis de la pandemia los niveles de deuda sobre PIB se incrementaron sustancialmente”, apuntó.

En el 2022, recordó, “los países emergentes van a tener vencimientos importantes de deuda tanto en moneda local como en moneda fuerte y eso significa que van a ser los que van a requerir de unas condiciones financieras mucho más tranquilas, holgadas, de que fluya capital. En caso de que esto no fuera así (…) las economías emergentes recibirían el mayor impacto”.

Ver más: El covid-19 eliminó 22 millones de empleos en las grandes economías

PUBLICIDAD

“Más altos niveles de los últimos cinco meses”

El analista de mercados en OANDA, Edward Moya, dice a Bloomberg Línea que el dólar estadounidense se mantiene cerca de “sus más altos niveles” en los últimos cinco meses y es “la moneda más fuerte” de las principales economías del mundo.

“Esta fortaleza y la tendencia al alza del dólar persiste incluso cuando los rendimientos de los bonos estadounidenses siguen cayendo, lo cual refleja probablemente que los flujos de inversión se están dirigiendo a los activos de refugio seguro”, detalla.

PUBLICIDAD

“Por el momento, la incertidumbre en la economía mundial por la variante delta y los sólidos resultados de las gigantes tecnológicas en EE.UU. son el impulso perfecto para el dólar, pero los temores ante las próximas decisiones políticas de la Reserva Federal pueden apaciguar el crecimiento de esta moneda en el corto plazo”.

Entre tanto, el director para América Latina de Skilling, José Pedro Giraz, afirma que el peso colombiano se depreció $66 durante la semana pasada frente al dólar. Algunas razones que nombra son la caída de los precios internacionales del petróleo durante los primeros días de la semana, el feriado del 20 de julio que mantuvo cerrado el mercado y el fortalecimiento internacional del dólar luego de reavivar los temores sobre la propagación de la covid-19.

“El dólar registró el jueves pasado su máximo del año en $3.866,86 y para esta semana la moneda estadounidense podría seguir subiendo hasta un precio de referencia que rozará la barrera psicológica de los $3.900”.

PUBLICIDAD

Giraz dice que “el aumento de contagios en México y el fortalecimiento internacional del dólar serán claves esenciales en la evolución de la moneda estadounidense. Asimismo, habrá alta volatilidad considerando que el comunicado de la FED se dará a conocer el miércoles después de su reunión mensual”.

“A su vez, con el real brasileño, en el corto plazo, todas las miradas estarán puestas en la próxima reunión del Banco Central de Brasil, debido a la gran especulación que existe en el mercado sobre una posible subida de las tasas de interés de 100 puntos básicos (actualmente en 4,75 %) tras conocer que la inflación en julio se situó en el 0,72 %, la cifra más alta en 17 años a mediados de año, y por encima de las previsiones de los operadores locales”.

Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.

PUBLICIDAD