PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

Congreso en Perú no recibió a Francisco Sagasti para dejar banda presidencial

Se trata de un hecho inesperado y fuera del protocolo de los cambios de mando en el Perú.

Sagasti dejó la banda a las afueras del Congreso de la Repúbllica.
Tiempo de lectura: 1 minuto

Lima — Durante la ceremonia de entrega de la banda presidencial en el Congreso de la República, en el contexto de la asunción al mando de Pedro Castillo, el presidente saliente Francisco Sagasti no fue admitido al interior del Parlamento peruano, rompiendo así la tradición simbólica que caracteriza la entrega de este símbolo.

En anteriores sesiones solemnes celebradas en el Perú ante un cambio presidencial, la tradición dicta que el mandatario saliente -en este caso, Francisco Sagasti- le entrega la banda presidencial a quien preside el Congreso de la República, para que esta persona luego se la entregue al mandatario electo -Pedro Castillo.

PUBLICIDAD

La presidenta actual del Congreso es la parlamentaria María del Carmen Alva, del partido de Acción Popular.

Desde el Congreso de la República, presidido por Alva, el argumento que trascendió hacia los medios de prensa sobre lo ocurrido fue que el presidente saliente Francisco Sagasti ya había culminado su período como congresista de la República el 27 de julio, y por ello no le habría correspondido ingresar.

Sin embargo, el protocolo oficial establecía que Sagasti debía ingresar para hacerle entrega de la banda a la presidenta del Congreso.

PUBLICIDAD

Como se recuerda, Francisco Sagasti Hochhausler asumió la presidencia del Perú en medio de una crisis política en noviembre del 2020, luego de que el expresidente Martín Vizcarra fuera vacado por el Congreso y después que Manuel Merino, excongresista de Acción Popular, asumiera el mando del país por cinco días.

Antes de la llegada de Sagasti al Congreso de la República, la congresista María del Carmen Alva había recibido otra banda presidencial, la cual portó hasta que llegó el momento de hacerle entrega de la misma a Castillo Terrones.



PUBLICIDAD