PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EE.UU.

Los planes de Biden para la eficiencia del automovilismo parecen frustrar a los activistas

Las normas, dictadas por la Agencia de Protección Ambiental y ahora bajo la revisión de la Casa Blanca, son la pieza central de los esfuerzos de la administración.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El Gobierno de Biden está dispuesto a proponer límites más estrictos para las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles que, al menos a corto plazo, no alcanzarán lo que los activistas medioambientales han pedido, según dos personas familiarizadas con el asunto.

Los requisitos iniciales se basarían en un compromiso que los fabricantes de automóviles acordaron con los reguladores de California hace dos años, en lugar de adoptar inmediatamente los mandatos más estrictos establecidos por el expresidente Barack Obama en 2012.

PUBLICIDAD

Ver más: Energía limpia para combatir la amenaza climática costaría US$92 billones

Las normas, dictadas por la Agencia de Protección Ambiental y ahora bajo la revisión de la Casa Blanca, son la pieza central de los esfuerzos de la administración para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero del sector del transporte que ahora es la principal fuente de ellos en Estados Unidos. Las personas pidieron el anonimato para hablar del plan de emisiones porque aún no es público.

Los mandatos propuestos, que podrían ser emitidos tan pronto como la próxima semana, reflejan el intento de la administración Biden de impulsar las normas que rigen el ahorro de combustible y las emisiones de gases de efecto invernadero del tubo de escape que fueron debilitadas por el expresidente Donald Trump.

PUBLICIDAD

Los activistas habían presionado al presidente Joe Biden para que impusiera frenos a las emisiones que fueran al menos tan fuertes como los que él ayudó a negociar como vicepresidente en 2012, cuando la administración Obama ordenó una reducción del 5% anual. Eso habría llevado a una media de casi 50 millas (80,47 kilómetros) por galón en toda la flota en 2025. En su lugar, a corto plazo, el gobierno de Biden propondrá adoptar de forma efectiva los límites de emisiones más modestos que se recogen en el compromiso de California, que exige sólo un 3,7% de aumento de la eficiencia anual.

Ver más: Las aerolíneas pagarán por la contaminación de sus aviones en la Unión Europea

Sin embargo, según la próxima propuesta, los aumentos anuales de rigor se endurecerían aún más para los vehículos a partir del año modelo 2025. Según una de las personas familiarizadas con el asunto, la EPA exigiría al menos una mejora del 5% a partir del año modelo 2025. El resultado serían unos requisitos en línea con los que habrían alcanzado las normas originales de la era Obama si se hubieran dejado en vigor, dijo la otra persona.

PUBLICIDAD

Mientras que la propuesta de la EPA regulará las emisiones del tubo de escape, el Departamento de Transporte ha redactado su propia medida para establecer nuevos estándares de economía de combustible.

Un portavoz de la EPA no quiso hacer comentarios. El Departamento de Transporte dijo en un comunicado enviado por correo electrónico que había revisado y reevaluado las normas para los vehículos ligeros y presentó su propuesta para la revisión interinstitucional.

The Associated Press informó anteriormente de los planes.

PUBLICIDAD

Los ecologistas reaccionaron con frialdad al informe, diciendo que la promesa de mandatos más estrictos para los coches de los últimos años no es suficiente para compensar los requisitos modestos a corto plazo. Y, según ellos, se queda corto respecto a lo que los fabricantes de automóviles y los funcionarios de la administración Obama acordaron en 2012.

“Con sus normas de autos limpios, Obama empujó a los fabricantes de automóviles a aceptar el mayor paso de cualquier nación para reducir la contaminación por el calentamiento global”, dijo Dan Becker, director de la Campaña de Transporte Seguro para el Clima del Centro para la Diversidad Biológica. “Biden está dejando que las empresas automovilísticas se queden sin nada”.

La próxima propuesta de la EPA regulará las emisiones para los modelos de los años 2023 a 2026. Aunque se necesitarían normas adicionales para imponer estándares para los autos de modelos posteriores, la administración ha señalado que planean reducciones más severas.

Con la asistencia de Alan Levin y Keith Naughton.

PUBLICIDAD