PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

S&P cree que la inestabilidad social sería uno de los riesgos para bancos en América Latina

Asegura que el sector va camino a la normalidad, a pesar de que una recuperación económica más lenta podría afectarlo.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — La calificadora S&P Global advirtió de riesgos sobre el sistema bancario de América Latina, a pesar de que considera que el panorama ha mejorado para el sector financiero a medida que la reactivación económica y la vacunación contra Covid-19 avanzan en las mayores economías de la región.

En su informe “América Latina: Panorama bancario por país – julio de 2021″, asegura que episodios de inestabilidad social y política podrían presionar la inversión y frenar la recuperación económica. En el análisis advierte que esta situación podría debilitar la demanda interna, lo que terminaría por afectar el otorgamiento de créditos y la calidad de los activos.

PUBLICIDAD

Ver más: El FMI mejora su pronóstico de crecimiento para América Latina y el Caribe

“Un importante riesgo a la baja para el crecimiento en la región será el potencial de episodios de inestabilidad social que podría golpear la inversión debido al enorme impacto de la recesión derivada de la pandemia en los hogares de menores ingresos bajo condiciones políticas ya polarizadas en la mayoría de los países latinoamericanos”, destaca el informe.

Adicionalmente, de darse una recuperación económica más lenta de lo esperado, aumentarían las presiones sobre la sostenibilidad de algunos negocios y la cartera podría subir por encima de las expectativas. Recientemente, S&P revisó al alza las proyecciones de crecimiento para América Latina en 2021 hasta 5,9%, desde 4,9%, gracias al comportamiento que ha mostrado el sector servicios en lo que va del año. No obstante, alertó que el próximo año la recuperación será más lenta.

PUBLICIDAD

Brasil, México y Chile están mejor posicionados

A pesar de los riesgos, S&P Global destacó que el sector bancario se encamina a la normalidad, gracias en parte a las acciones que tomaron los gobiernos para ayudar a las empresas y a las personas durante la pandemia. En este punto, agrega el documento, también fue clave la solidez de la rentabilidad de cada una de las entidades.

Para la calificadora, entre las economías más grandes de América Latina, la rentabilidad de los sistemas bancarios de Brasil, México y Chile han mostrado mayor resiliencia. Caso contrario al de los bancos colombianos y peruanos, que tuvieron que, por un lado, realizar mayores provisiones para enfrentar el impacto de la pandemia y, por otro, entraron a la crisis con una calidad más débil en sus activos.

En el caso de México, el análisis ve una recuperación en el otorgamiento de créditos, luego de la contracción que se dio el año pasado, ante los bajos incentivos otorgados por el gobierno. Entre las conclusiones principales, dice que aunque la calidad de activos seguirá empeorando, lo hará en niveles manejables, “y la rentabilidad se fortalecerá porque los bancos previeron grandes provisiones en 2020 para amortiguar el golpe de la pandemia”.

PUBLICIDAD

Al mirar el Análisis de Riesgo de la Industria Bancaria por País (BICRA, por las siglas en inglés) la calificadora ve una tendencia hacia la estabilidad. “Consideramos que los bancos de América Latina pueden lidiar con las mayores tasas de interés como lo hicieron en el pasado. Aunque podrían transferir el aumento en los costos de fondeo a sus acreditados, esto presionaría la capacidad de pago de hogares y empresas y también la calidad de activos de los bancos”, añadió el documento.

Por último, sobre la calidad de la cartera, dijo que si bien las moratorias que se han impuesto han ayudado a retrasar su deterioro, hay riesgos como los niveles de informalidad y unas condiciones más frágiles para las pequeñas y medianas empresas en el momento en el que se retiren los apoyos gubernamentales. Por ello, dice que es “crucial” que el repunte económico ayude a mejorar la calidad de los activos.

Carlos  Rodríguez Salcedo

Carlos Rodríguez Salcedo

Periodista colombiano, especializado en economía. Fui periodista y editor del diario La República, con experiencia en temas macroeconómicos, empresariales y financieros. Además, pasé por la agencia de noticias Colprensa.

PUBLICIDAD