PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Soja y granos se desploman por temor al virus; aumenta preocupación por demanda

El trigo blando de invierno de referencia lideró el descenso, cayendo hasta un 1,5%, hasta US$7,0825 el bushel.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El maíz, el trigo y la soja cayeron debido a que el resurgimiento del virus alimentó las preocupaciones por la demanda, en medio de un retroceso más amplio en las materias primas.

Los nuevos casos de coronavirus en EE.UU. aumentaron hasta el nivel semanal más alto desde principios de febrero, alimentados por la variante delta, altamente transmisible. Los futuros del petróleo tocaron un mínimo de 11 semanas, lo que podría indicar una menor demanda de biocombustibles derivados del maíz y la soja.

PUBLICIDAD

Ver más: Biodiésel argentino: operadores de aceite de soja temen por las exportaciones

El pronóstico de lluvia para esta semana en todo el cinturón agrícola de EE.UU., incluso en Dakota del Norte, donde la sequía es muy intensa, afectó aún más los precios de las cosechas.

El trigo blando de invierno de referencia lideró el descenso, cayendo hasta un 1,5%, hasta US$7,0825 el bushel, pero todavía por encima del promedio móvil de 50 días. El trigo de primavera, que se cultiva principalmente en las llanuras del norte de EE.UU., también disminuyó, al igual que la canola.

PUBLICIDAD

También pesó sobre los precios del combustible un informe de los científicos del clima que advierte que se está agotando el tiempo para evitar un calentamiento global catastrófico provocado por el hombre, según Charlie Sernatinger, jefe global de Futuros de Granos de ED&F Man Capital Markets Inc.

“La ONU emitió esta mañana un ‘código rojo’ para el cambio climático, y está haciendo caer los precios del petróleo”, dijo Sernatinger en una nota el lunes.

Ver más: Los futuros de la soja caen ante indicios de una mejora en las condiciones de los cultivos

PUBLICIDAD

Los operadores de granos están a la espera de un informe clave de esta semana del Departamento de Agricultura de EE.UU., que actualizará las estimaciones de la producción y las reservas mundiales. Los productores, desde Canadá hasta Rusia y Francia, han sufrido recientemente las consecuencias del mal tiempo, pero también hay indicios de que los precios aún elevados de las cosechas están desanimando a los compradores.

El maíz, la soja y los porcinos magros cayeron, debido a que el resurgimiento del Covid-19 en China también perjudicó la demanda de combustible. El brote también podría reducir las compras en restaurantes de alimentos como aceites de cocina y carne e interrumpir la logística en un importante consumidor de productos agrícolas.

PUBLICIDAD