PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Inflación de julio orilla a Banxico a subir tasa de interés a nivel de 5% hacia fin de año

El dato sumó su quinto mes al hilo fuera del rango objetivo del banco central mexicano.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — La inflación general de julio y la tendencia de la inflación subyacente orillan a Banco de México (Banxico) no solo a subir la tasa de interés de 4,25% en el próximo anuncio de política monetaria, el 12 de agosto, sino a continuar con ajustes al alza hasta llegar a niveles de 5% en diciembre, con el fin de evitar que se contaminen las expectativas de la inflación.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que la inflación general anual se ubicó en 5,81 por ciento en julio, mayor a la inflación reportada en el mismo mes del año pasado que fue de 3,62%.

PUBLICIDAD

Si bien el dato de julio representó una ligera reducción respecto de la inflación anual observada en junio inmediato anterior (5,88%), sumó su quinto mes al hilo fuera del rango objetivo del banco central, que es de 3% (+/- 1 punto porcentual).

La inflación en julio de 2021 estuvo presionada, principalmente, por los precios del gas doméstico LP, la tortilla y productos que se venden en loncherías, fondas, torterías y taquerías.

Al interior del dato general de inflación, el Inegi reportó que la variación anual de los índices subyacente y no subyacente fue de 4,66% y de 9,39%, en ese orden. En el mismo periodo de 2020 las cifras correspondientes fueron de 3,85% y de 2,92%.

PUBLICIDAD

La inflación subyacente ha venido subiendo cada mes durante 2021 y lleva cinco meses arriba de 4%.

El director para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutino, dijo a Bloomberg Línea que los niveles de inflación alcanzados deberían haber preocupado desde el momento en que el argumento de “transitoriedad” no era confirmado por la realidad inflacionaria del país, sobre todo, dada la tendencia creciente y por encima del límite superior de 4% de la inflación subyacente.

Apuntó que el hecho de que la inflación estructural continúe con una tendencia persistentemente al alza y por encima de 4%, combinado con una “tímida” respuesta de las autoridades, ha empezado a contaminar las expectativas no solo del mercado, sino también de los verdaderos formadores de precios que son mayormente los productores de bienes y servicios.

PUBLICIDAD

“Es este deterioro de expectativas esto es lo que preocupa, porque ello tiene el potencial de meter a la inflación en una inercia que representaría un mayor costo poder detenerla en el futuro”

—  Alfredo Coutino, director para América Latina de Moody’s Analytics


La directora de Análisis Económico de Finamex Casa de Bolsa, Jessica Roldán, aseguró que el nivel de inflación es todavía preocupante porque el componente subyacente (mercancías como alimentos, coches, electrodomésticos, y servicios) siguió subiendo en julio y ese es el factor principal de que la inflación general se mantenga persistente.

“El hecho de que observemos estos choques tan persistentes ponen en peligro los niveles de inflación futuros porque los fijadores de precios, los que tienen una tienda o venden en distintos lugares y tienen la decisión de fijar precios, pueden comenzar a percibir este incremento como permanente y entonces eso es lo que hace que las expectativas de inflación se contaminen”

—  Jessica Roldán, directora de Análisis Económico de Finamex Casa de Bolsa


PUBLICIDAD

Tasa de interés en 5% a final de año

Coutino aseguró que la persistencia inflacionaria no solo amerita más alzas de tasas sino incluso una acción más firme de parte de Banxico para mandar un mensaje fuerte en contra de la percepción que se ha generado de “complacencia y tolerancia” con la inflación.

“Las condiciones monetarias continúan siendo expansivas, por lo que es tiempo de que la política monetaria se enfoque en su mandato prioritario de estabilidad de precios. El alza de tasas hacia su nivel de neutralidad, estimado por la misma autoridad monetaria en una tasa de alrededor de 5,5%, no debería afectar a la recuperación, a menos que se dé un ajuste brusco en los mercados”, estimó.

Jessica Roldán de Finamex dijo que la última decisión de política monetaria del banco central, que dejó la tasa en 4,25% desde un nivel previo de 4%, estuvo motivada en cuidar que las expectativas de la inflación no tengan un efecto indeseado.

“Anticipamos que este jueves volverá a subir la tasa referencial para mantener las expectativas de la inflación ancladas. El mercado espera incrementos de 25 puntos base igual que nosotros, y tenemos la perspectiva de que los incrementos van a continuar, si hoy la tasa está en 4,25% y sube 25 puntos base, creemos que va a llegar a niveles de 5% antes de diciembre de este año”.

Zenyazen Flores

Zenyazen Flores

Periodista mexicana especializada en finanzas públicas y mercado laboral con más de 10 años de experiencia. Anteriormente colaboró en medios multiplataforma como son El Financiero Bloomberg y Grupo Milenio. Coautora del libro “Ayotzinapa. La Travesía de las Tortugas”.

PUBLICIDAD