PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Goldman Sachs y BofA creen que terminó una década perdida para los mercados emergentes

Los flujos de capital hacia valores de los mercados emergentes de Europa del Este, Oriente Medio y África se han acelerado desde marzo.

Tiempo de lectura: 9 minutos
Últimascotizaciones

(Bloomberg) — El aumento de los precios de las materias primas y las expectativas de crecimiento de las ganancias están detonando apuestas alcistas en la renta variable de los mercados emergentes, después de más de una década de rendimiento insuficiente que los ha dejado en su punto más bajo en 20 años frente a los valores de los países desarrollados.

Goldman Sachs Group Inc., Bank of America Corp. y Lazard Asset Management esperan un impulso para la renta variable de los países en desarrollo a medida que los inversores aprovechen las valuaciones baratas una vez que se intensifique el despliegue de las vacunas, ayudando a la economía mundial a recuperarse de la pandemia. Sudáfrica, Rusia y Brasil son algunos de los mercados que se beneficiarán, incluso cuando las medidas reguladoras de China siguen pesando sobre la renta variable asiática.

PUBLICIDAD

También lee: El costo de salvar la economía global: US$834 millones por hora

En la década que siguió a la crisis financiera mundial, el índice de acciones de los mercados emergentes de MSCI Inc. ganó sólo un 8%, mientras que el índice de referencia de los países desarrollados se duplicó con creces. Esto se debe, en parte, a la ralentización del crecimiento de la economía chino, que pasó de más del 10% en 2010 a alrededor del 6% a finales de la década, lo que provocó un descenso de los precios de las materias primas y un débil crecimiento de las ganancias.

Luego llegó la pandemia. Mientras que las acciones en general se recuperaron inicialmente con fuerza desde los mínimos de marzo de 2020, las de los mercados emergentes han vuelto a quedarse atrás. El índice de acciones de los mercados desarrollados del MSCI ha recuperado cerca de un 14% desde principios de 2021, mientras que su homólogo de los mercados emergentes ha caído un 5%.

PUBLICIDAD

Esto podría cambiar en los próximos meses, a medida que la recuperación económica mundial cobre impulso, la inflación se recupere y las materias primas sigan siendo boyantes, impulsadas por los proyectos de infraestructura desde China a Estados Unidos.

Hay indicios de que el cambio ya ha comenzado. Los flujos de capital hacia valores de los mercados emergentes de Europa del Este, Oriente Medio y África se han acelerado desde marzo, superando a los flujos hacia los fondos de bonos en la mayor proporción desde 2014, a medida que los inversores se decantan por las acciones de valor, según BofA.

“Esperamos que esta tendencia continúe debido a los factores macroeconómicos favorables y a las valoraciones de la renta variable”, dijo el estratega de activos cruzados de BofA, Jure Jeric, en una nota. Aunque el sector energético ha sido el mayor beneficiado hasta ahora, apoyando el papel de renta variable rusa, hay margen para aumentar las entradas en otros sectores de valor, como el financiero y el de materiales, con Sudáfrica recibiendo un impulso de este último, dijo.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, Goldman Sachs es tácticamente “muy optimista” en cuanto a las acciones de mercados en desarrollo, según Caesar Maasry, jefe del equipo de estrategia de activos cruzados de mercados emergentes, que favorece las acciones y las divisas de Brasil, México y Rusia. En general, consideramos que la “vuelta a la normalidad” no está descontada en el mercado”.

Franklin Templeton Investments señala la tecnología como motor de las ganancias de las acciones de los mercados emergentes, beneficiando a países como Corea del Sur y Taiwán. Estos dos países han gestionado la pandemia mejor que la mayoría, y sus mercados dominados por la tecnología los convirtieron en una inversión atractiva durante la crisis, dijo Andrew Ness, gestor de carteras de Franklin Templeton. La empresa sigue siendo cautelosa con las acciones en los mercados emergentes, pero se ha vuelto más optimista debido a las bajas valoraciones, según el jefe de investigación Gene Podkamine.

Aunque el crecimiento del PIB en los mercados emergentes ha sido inferior al de las naciones desarrolladas en 2021, esto podría empezar a cambiar a partir del cuarto trimestre, cuando la actividad empiece a desacelerar en las economías desarrolladas a la par del alza de los precios de las materias primas, según Lazard.

PUBLICIDAD

“Dada la posición que ocupan muchas empresas de los mercados emergentes en la cadena de suministro mundial, un repunte del gasto de capital en todo el mundo es una muy buena señal para la renta variable de los mercados emergentes en general”, escribieron los estrategas de Lazard en un informe. Esto se aplica especialmente a los “valores sensibles al crecimiento, a los que se benefician de la subida de los precios de las materias primas y a los que producen bienes, más que servicios”, señalan.

Durante la última década, el rendimiento superior de las acciones estadounidenses tuvo mucho que ver con la abundante liquidez de la Reserva Federal, dinero que en su mayor parte no llegó a los mercados emergentes. Cuando se retire la liquidez, las acciones de todo el mundo pueden sufrir un choque temporal, pero EE.UU. perdería su ventaja. Esto respalda la idea de que las acciones de los mercados emergentes pueden obtener mejores resultados en un mundo posterior a los estímulos.

Esto no quiere decir que no existan riesgos fundamentales para las acciones de los mercados emergentes. Las medidas reguladoras de Beijing contra las empresas tecnológicas han sido un factor que ha contribuido al bajo rendimiento del índice MSCI EM (de los mercados emergentes) este año, ya que las acciones chinas representan casi un tercio del indicador.

PUBLICIDAD

Aunque las reformas regulatorias podrían seguir presionando las acciones chinas, es poco probable que se extiendan al conjunto de los mercados emergentes, según Goldman Sachs. Sin embargo, la preocupación por el crecimiento económico de China está justificada, según el emisor en un informe del 18 de agosto. Las naciones desarrolladas fuera del norte de Asia seguirán superando al índice MSCI EM, lo que las convierte en una posición de “mayor convicción”, dijo.

La renta variable de los países en desarrollo también demostró su sensibilidad a las perspectivas de reducción de los estímulos después de que cayeran junto con las acciones mundiales después de que la Reserva Federal señalara que podría empezar a reducir el estímulo a partir de finales de este año. Las actas de la Reserva Federal también provocaron una caída de los precios de las materias primas, ya que impulsaron al dólar el jueves pasado, presionando aún más las acciones de los países en desarrollo.

PUBLICIDAD

No todo el mundo está convencido de que lo peor haya pasado. El Instituto de Inversión BlackRock rebajó a principios de este mes la calificación de la renta variable de los mercados emergentes a neutral por la incertidumbre sobre las perspectivas del dólar estadounidense y el endurecimiento de la política monetaria.

Una “cicatriz permanente”

“Creemos que el crecimiento de los mercados emergentes corre más riesgo de sufrir un daño permanente a largo plazo debido a la lentitud de las tasas de vacunación y a la limitación del espacio político”, dijo Wei Li, estratega en jefe de inversiones de la firma, y añadió que la prima de riesgo de la renta variable está por debajo de la media histórica de las naciones en desarrollo.

Otros creen en la perspectiva del crecimiento, pero advierten que puede llevar tiempo. Daniel Gerard, estratega de multiactivos de State Street Global Markets, cree que los vientos en contra de los mercados emergentes, como la incertidumbre sobre el entorno regulatorio en China, impedirán que su renta variable obtenga mejores resultados a medio plazo. A largo plazo, ve “enormes oportunidades” a medida que los países reducen su dependencia de la infraestructura física en favor de la tecnología.

PUBLICIDAD

“Una vez que las tasas de vacunación mejoren en los mercados emergentes, esperamos no sólo que la renta variable de los mercados emergentes (ME) supere a la deuda de dichos mercados, sino que la renta variable de los mercados emergentes alcance a la de los mercados desarrollados”, afirmó Gerard. “No hay que descartar al consumidor de los ME cuando el control de la pandemia sobre la actividad de consumo se desvanezca”.

Corea del Sur en el punto de mira

· Seis de los 11 economistas entrevistados por Bloomberg predicen que el banco central mantendrá los tipos de interés.

· Los cinco restantes esperan una subida de 25 puntos básicos.

· Las expectativas de subida de los tipos han caído, y los swaps prevén un aumento de 22 puntos básicos en los próximos tres meses, frente a los 37 puntos básicos de finales de julio.

PUBLICIDAD

· Aumentan las dudas sobre la trayectoria de la política de Corea del Sur después de que el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda mantuviera los tipos de referencia tras el bloqueo para contener una nueva oleada de casos de virus

· Citigroup mantiene su petición de una subida de 25 puntos básicos en la próxima reunión, ya que la preocupación por los desequilibrios financieros supera los riesgos de crecimiento, según escribieron los estrategas dirigidos por Johanna Chua en una nota de investigación del 19 de agosto

Además:

  • El banco central de Sri Lanka aumentó inesperadamente las tasas de política el 19 de agosto, convirtiéndose en el primero de los 13 pares de Asia-Pacífico en subir las tasas desde Pakistán en julio de 2019. En otros lugares, el banco central de Hungría podría elevar la tasa principal en 30 puntos básicos hasta el 1,5% el martes para combatir la tasa de inflación más rápida de la Unión Europea. El forint ha superado a todos sus pares en el último mes.
  • Israel mantendrá el lunes el tipo de interés básico en el 0,1%, ya que el aumento de los casos de Covid-19 amenaza el repunte económico.

Qué más hay que esperar

· Malasia publicará las cifras de inflación de julio el miércoles, y se espera que el informe muestre que los precios subieron un 3% con respecto al año anterior, tras haber aumentado un 3,4% en junio

· La inflación se redujo en los dos meses anteriores, ya que el bloqueo en gran parte del país pesó sobre el crecimiento

· Ismail Sabri Yaakob prestó juramento el sábado como tercer primer ministro de Malasia en 18 meses, anunciando el regreso de un partido pro-malayo tras semanas de agitación política

· Se espera que Taiwán informe el lunes de que el crecimiento de la producción industrial se moderó en julio, aunque mantuvo un ritmo de dos dígitos

· El dólar taiwanés es la moneda asiática que mejor se ha comportado este año

· Se prevé que el informe de comercio aduanero de Tailandia del martes muestre que el crecimiento de las importaciones superó al de las exportaciones

· Esto supondrá un nuevo lastre para la cuenta corriente, que se espera que caiga en déficit este año por primera vez desde 2013, según una previsión de una agencia gubernamental tailandesa

· La falta de recuperación del turismo y de la industria manufacturera ha pesado sobre el baht, la moneda de peor rendimiento en Asia este año

· En México, los operadores seguirán una serie de datos en busca de pistas sobre la recuperación de la nación, desde las ventas minoristas de junio el lunes y las cifras quincenales del IPC el martes hasta las cifras de empleo de julio el jueves

· La lectura del crecimiento final del PIB del segundo trimestre del país, el miércoles, probablemente no cambiará respecto al 19,7% estimado en julio, según Bloomberg Economics

· Se espera que las cifras de actividad económica de junio, previstas para el mismo día, muestren un aumento anual, aunque se mantengan por debajo de los niveles anteriores a la pandemia

· Los inversores también estarán atentos a las actas del banco central de México del jueves, en busca de pistas sobre el camino que seguirá la política económica.

· El miércoles se analizarán los datos de la inflación brasileña IPCA-15 en busca de pistas, ya que el banco central parece dispuesto a aumentar sus tipos de interés en 100 puntos básicos en medio de la preocupación por el aumento de los precios.

· El miércoles se publicarán los datos de la cuenta corriente de Brasil de julio.

PUBLICIDAD