PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Actualidad

La cálida bienvenida de China al Talibán causa reacciones negativas a nivel local

Los medios de comunicación estatales y los intentos diplomáticos de ocultar el pasado del grupo y presentarlo como la “elección del pueblo” se han topado con fuertes críticas en el país.

Un guardia paramilitar chino mantiene vigilancia en la embajada de Afganistán en Pekín en julio. Fotógrafo: Greg Baker/AFP via Getty Images
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — China se esfuerza en persuadir a sus ciudadanos que el Talibán es un socio adecuado para un país que libra una guerra contra el supuesto extremismo islámico, mientras se prepara para aceptar un Afganistán dirigido por el grupo militante.

Los medios de comunicación estatales y los intentos diplomáticos de ocultar el pasado del grupo y presentarlo como la “elección del pueblo” se han topado con fuertes críticas en el país por parte de quienes conocen el historial de violencia y represión a las mujeres de la organización militante. Pekín lleva mucho tiempo relacionando al Talibán con el Movimiento Islámico del Turquestán Oriental, al que ha culpado de ataques terroristas en Xinjiang.

PUBLICIDAD

Ahora, tras la caótica salida de las tropas estadounidenses, China está abrazando el regreso del grupo al poder, un giro estratégico que ha dejado a muchos ciudadanos chinos perplejos. Una mayor inestabilidad en Afganistán podría repercutir en el vecino Pakistán, donde China ha invertido USD 50.000 millones en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y hacer que el extremismo traspase su frontera.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, pareció moderar el mensaje oficial en una sesión informativa el jueves, haciendo referencia a comentarios en otros países que caracterizan al Talibán como “más lúcidos y racionales” que durante su primer período en el poder hace 20 años.

“Algunas personas subrayan su desconfianza hacia el Talibán afgano. Queremos decir que nada es inmutable para siempre”, dijo Hua. “Tenemos que ver el pasado y el presente. Tenemos que escuchar las palabras y observar las acciones”.

PUBLICIDAD

Más tarde, el viernes, intentó volver a centrar la conversación en el fracaso de Estados Unidos a la hora de imponer la democracia a los afganos. “Como han demostrado los hechos, la democracia no tiene un modelo establecido, al igual que la leche fría no le sienta bien al estómago de los chinos, los estadounidenses no están acostumbrados a usar palillos”, dijo.

The People´s Daily, el periódico portavoz del Partido Comunista, publicó el lunes un breve vídeo sobre la historia del Talibán sin mencionar sus vínculos con el terrorismo. El clip de 60 segundos decía que el grupo se formó durante la guerra civil de Afganistán por “estudiantes en campos de refugiados” y se expandió con el “apoyo de los pobres”, añadiendo que “lleva 20 años en guerra con Estados Unidos desde el 11 de septiembre”.

El post, que fue borrado posteriormente, se convirtió en la quinta tendencia de Weibo, tras provocar una enorme reacción de los usuarios que cuestionaban por qué el periódico del partido intentaba blanquear al grupo. Algunos citaron su pasado violento, que incluye la decapitación de personas en las calles, la destrucción de los famosos Budas de Bamiyán y la prohibición de que las mujeres trabajen y estudien.

PUBLICIDAD

Los comentarios del Ministerio de Asuntos Exteriores en los que se afirmaba que China respetaba “la voluntad y la elección del pueblo afgano”, sugiriendo que el Talibán contaba con apoyo popular en el país, también suscitaron dudas. Un post en el blog de WeChat Philosophia en el que se preguntaba “¿Es el Talibán la elección del pueblo afgano?” fue leído más de 100.000 veces, y ampliamente compartido en las plataformas de medios sociales, antes de ser censurado el jueves.

La posibilidad de que las mujeres afganas pierdan las oportunidades de estudiar y trabajar que tanto les ha costado conseguir llega en un momento delicado en China. Las acusaciones de agresión sexual contra la celebridad Kris Wu y un ejecutivo de Alibaba Group Holding Ltd. han avivado una nueva ola de críticas contra el arraigado patriarcado.

Después de que la petición de una cineasta afgana para que el mundo preste atención a su país fuera borrada de las redes sociales chinas, algunos usuarios protestaron. “La voz del pueblo afgano ha sido censurada por ustedes”, escribió una mujer.

PUBLICIDAD

Incluso a la cadena estatal le ha resultado difícil esculpir un único relato, pero parece haber adoptado una doble vía para las audiencias nacionales e internacionales.

“La gente en Afganistán está asustada y algunas mujeres están optando por quedarse en casa”, dijo la Red de Televisión Global de China, respaldada por el Estado, en un informe en inglés dirigido a las audiencias occidentales el miércoles. “El Talibán no ha dado detalles sobre lo que supondrá respetar los derechos de las mujeres en el marco del Islam”.

El mismo día, un reportaje en chino en CCTV4, el canal de la cadena estatal para las noticias internacionales, hilaba un panorama más optimista, aunque reconocía que algunas mujeres expresaban su preocupación por el futuro, el reportaje afirmaba que la situación en Kabul estaba “volviendo gradualmente a la normalidad” y que El Talibán había hecho múltiples promesas, entre ellas la de proteger los derechos de las mujeres, permitiéndoles trabajar y estudiar.

Con la asistencia de Kari Lindberg y Lucille Liu.

PUBLICIDAD