PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EE.UU.

Juez de Florida anula prohibición de mascarillas escolares del gobernador DeSantis

El gobernador del estado fue demandado por padres que calificaron de insegura la prohibición del mandato.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El gobernador de Florida, Ron DeSantis, ha dicho que las escuelas con mandatos de llevar mascarillas están violando la Declaración de Derechos de los Padres, aprobada recientemente por el Estado, que da a las madres y a los padres la última palabra sobre el cuidado de la salud de sus hijos.

El viernes, el juez John C. Cooper dijo que era al revés, en un fallo que reivindicó a los padres que demandaron alegando que el uso obligatorio de mascarillas es simplemente de sentido común.

PUBLICIDAD

El juez con sede en Tallahassee prohibió a los funcionarios de Florida hacer cumplir la prohibición del gobernador sobre los mandatos de mascarillas en las escuelas, diciendo que la evidencia de un juicio de cuatro días mostró que DeSantis había tomado la ley fuera de contexto. El estatuto, firmado por DeSantis en julio, dice que las agencias gubernamentales “no pueden infringir los derechos fundamentales de un padre para dirigir la crianza, educación, atención médica y salud mental de su hijo menor de edad”, dijo Cooper, en la lectura de su texto antes de dictaminar.

Ver más: Preocupantes datos de Covid-19 en niños cambian el debate sobre mascarillas en escuelas de EE.UU.

“Ahí es donde la lectura fue detenida por los demandantes en este caso”, dijo el juez. “Esto es lo que dice el resto (del estatuto)”.

PUBLICIDAD

La ley continúa diciendo que el Estado no puede infringir los derechos de los padres a menos que pueda demostrar que una política “es razonable y necesaria para lograr un interés estatal convincente” y que la norma está “estrechamente adaptada y no es cumplida de otra manera por medios menos restrictivos”.

“No prohíbe en absoluto los mandatos de (el uso de) mascarillas”, dijo Cooper. “La lectura simple del estatuto es clara”.

La necesidad o no de mascarillas en las escuelas en medio de un aumento de los casos de coronavirus se ha convertido en otra cuestión partidista en Estados Unidos, con varios gobernadores republicanos que tratan de bloquear los mandatos. Los republicanos que buscaban bloquear los mandatos argumentan que debería ser una cuestión de responsabilidad personal y no un requisito del gobierno. El presidente Joe Biden ha ordenado a su secretario de educación que tome medidas, incluso legales, para contrarrestar a los gobernadores que impiden que las escuelas exijan mascarillas.

PUBLICIDAD

Detener la propagación

Cooper también dijo que la evidencia presentada por los padres preocupados durante el juicio contradecía las opiniones de DeSantis de que las mascarillas son ineficaces para detener la propagación del virus mortal y que hacer que los niños las usen es similar al “abuso infantil.”

“Las pruebas demuestran que las políticas de mascarillas que siguen las pautas de los CDC son en este momento razonables y coherentes con las mejores opiniones médicas y científicas de este país en este momento”, dijo Cooper, del Segundo Circuito Judicial de Florida, refiriéndose a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Dijo que los padres aún pueden impugnar los mandatos de las mascarillas por su cuenta, pero que los consejos escolares tienen derecho a demostrar que esas políticas son razonables en virtud de la Carta de Derechos de los Padres.

PUBLICIDAD

“Hemos ganado de manera sólida”, dijo el abogado de los demandantes, Charles Gallagher, después el juicio. “Estamos orgullosos de que nuestros demandantes defienden lo que es correcto. Los consejos escolares ahora pueden proteger a sus estudiantes sin temor a las consecuencias financieras.”

Ver más: Cómo la economía del comportamiento analiza la obligación de usar mascarillas

DeSantis había amenazado con bloquear el pago a los superintendentes escolares que lo desafiaran.

PUBLICIDAD

En un comunicado, el gobernador calificó el fallo de “incoherente” y prometió apelarlo. Dijo que el juez había fallado “en contra de los derechos de los padres y su capacidad para tomar las mejores decisiones educativas y médicas para su familia” y en su lugar, se pronunció “a favor de los políticos electos”.

“Este fallo se tomó con justificaciones incoherentes, no basadas en hechos y ciencia, francamente, ni siquiera se centró de manera remota en los méritos del caso presentado”, dijo DeSantis.

PUBLICIDAD

La decisión es un golpe para DeSantis, un republicano visto como posible candidato presidencial en 2024. En julio, firmó una orden ejecutiva para “proteger la libertad de los padres de elegir si sus hijos portarían mascarillas.” Varios distritos escolares desacataron la orden.

En otros estados, como Texas y Oklahoma, se están llevando a cabo luchas judiciales similares.

Algunos de los mayores distritos escolares de Florida han comenzado a opinar sobre la sentencia, incluso en los condados de Miami-Dade y Palm Beach, donde las escuelas habían desafiado abiertamente la prohibición del mandato de mascarillas.

PUBLICIDAD

“En esencia, el juez Cooper confirmó la legalidad de los protocolos adoptados por nuestro sistema escolar la semana pasada, protocolos que sirven para prevenir la propagación del Covid-19, protocolos que protegen la salud y el bienestar y proporcionan un entorno de aprendizaje seguro en las escuelas de nuestra comunidad”, dijo el superintendente de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade, Alberto Carvalho, que supervisa el mayor distrito del estado.

Ver más: Cómo pueden las escuelas ganarse la confianza de los padres

Los padres que demandaron a DeSantis argumentaron que prohibió imprudentemente las reglas de mascarilla incluso cuando la variante delta del coronavirus se estaba propagando en Florida mucho más rápido que hace un año, cuando los estudiantes estaban obligados a usar mascarillas. Los expertos en salud también dijeron que las reglas de mascarilla son menos efectivas cuando no son obligatorias.

La prohibición de DeSantis ya estaba escrita el viernes, cuando el juez inició la audiencia diciendo que EE.UU. tiene una larga historia de restricción de los derechos personales cuando entran en conflicto con la seguridad de los demás. Utilizó ejemplos como el derecho a beber alcohol frente a la opción de conducir ebrio y el derecho a la libertad de expresión versus al acto de difamar a otros o gritar “fuego” en un teatro lleno de personas.

PUBLICIDAD

Michael Abel, abogado del gobernador, argumentó durante el juicio que las mascarillas causan ansiedad y depresión en los niños e impiden el vínculo entre estudiantes y maestros.

“Las emociones positivas, como la risa y la sonrisa, se vuelven menos reconocibles, y las emociones negativas se amplifican”, dijo.

En última instancia, Cooper dijo que el Estado no había presentado pruebas que respaldaran esas afirmaciones.

En los argumentos finales del jueves, el abogado Craig Whisenhunt, en representación de los padres, dijo que la nación se había dividido en facciones que “no pueden ponerse de acuerdo en lo que es de sentido común”. Whisenhunt dijo que los padres en Florida se habían sometido a que los niños asistieran a las escuelas con detectores de metales y “mochilas a prueba de balas” por razones de seguridad, sin embargo, algunos ahora se resisten a las medidas sanitarias estándar en una pandemia.

“Enseñamos a los niños a cubrirse la boca cuando tosen y estornudan”, dijo Whisenhunt. “Pero hay una facción que se opone a una máscara de tela que puede salvar vidas”.

El caso es McCarthy contra DeSantis, 2021-CA-001382, Tribunal del Segundo Circuito Judicial de Florida (Tallahassee).

Con asistencia de Jonathan Levin.

PUBLICIDAD