Actualidad

Con 10 años, niño colombiano prodigio toca piano como músico de gran trayectoria

“Es el único alumno menor de edad al que le enseño como si fuera uno de mis estudiantes universitarios o de maestría”, dice su maestra.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — “El amor por la música clásica ha sido toda mi vida” cuenta Francisco Cruz, niño que con 10 años ya se perfila para ser el Beethoven colombiano y seguir dejando en alto el nombre del país con su talento de pianista prodigio.

“Me cuenta mi papá que cuando estaba en el vientre de mi mamá me ponían música clásica y cuando nací (con 6 meses de gestación) y ellos me iban a visitar, dentro de la incubadora me ponían un mp3 y empezaban a sonar las sonatas más hermosas y reconocidas de este género”, recuerda Francisco con amplia felicidad de lo que significa el piano para su vida.

Ver más: Terence Blanchard, primer compositor negro del Met, contempla la ópera para más personas

Su padre, Andrés Cruz, ha sido clave en el proceso. Él fue quien lo preparó para el examen de admisión al Conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia. Francisco, desde muy pequeño tuvo claro que quería pasar sus días tocando el piano.

“Este sueño nació cuando yo era más pequeño y acompañé a mi hermano Gabriel, quien entonces tenía 10 años, a un recital en Conservatorio de la UNAL; al escucharlo tocar el piano les dije a mis padres: en unos años yo estaré ahí”, menciona Francisco.

Ver más: Las millonarias cifras detrás de la música, la radio y los podcast en Colombia

A sus 10 años, el menor se perfila como un niño prodigio en la música al tocar al nivel de un músico de maestría. Entre sus facilidades está la lectura de obras como las sonatas de Hadyn, Mozart y Beethoven. En año y medio ha ganado cinco concursos, de estos dos son nacionales y tres internacionales.

Su maestra en el Conservatorio de la Unal es Mariana Posada, Ms. en Piano y en Pedagogía de Piano, y quien durante 28 años fue música de la Orquesta Sinfónica de Colombia. Desde hace dos años y medio el menor estudia bajo la batuta de Posada.

Ver más: Karol G entra al mercado de dulces y crea chicles que permiten oír su música

“Descubrir un niño prodigio es fácil cuando has sido madre de dos hijos prodigios y además tienes una experiencia docente de 42 años. Fue fácil darme cuenta de que el nivel y las capacidades de Francisco son completamente distintas a las de los niños de su edad”, cuenta Posada a la Unidad de Medios de Comunicación de la Universidad Nacional (Unimedios).

Francisco toma clases de dos horas, dos veces por semana. “En dos años y medio hemos hecho un trayecto pianístico a la velocidad de un cometa y ya empezó a brillar aquí y en el exterior”, narra con orgullo su maestra.

El gran sueño del menor colombiano es que al cumplir los 16 años pueda participar en el Concurso Internacional de Piano Chopin, uno de los más antiguos y prestigiosos del mundo, el cual se realiza cada 5 años en Varsovia.

Ver más: Moises, exitosa aplicación de música creada por un brasileño, recauda US$ 1,6 millones en rondas con exceso de inscritos

En los próximos días la Universidad Gran Colombia será la encarga de galardonar al pequeño con el premio de “Mejor pianista infantil de Colombia”.

Su docente asegura que “instituciones musicales del nivel de la Escuela Juilliard, la Escuela de Música de Manhattan, el Instituto de Música Curtis, o el Conservatorio de Moscú estarían dispuestos a darle un cupo para que estudie con niños tan talentosos como él. Francisco merece estar en un conservatorio de talla mundial”.

Aquí puede ver en mayor detalle cómo Francisco Cruz interpreta el piano.